Se abre el rollo. Si gusta y puede, nos vemos ahí.


El viernes 15 de marzo se anunció el fallo del Premio Paul Cézanne, para el que había quedado finalista junto a cinco colegas artistas. Tengo el privilegio de haber sido seleccionado, junto a Valentina Cardellino, como ganadores para esta edición. La embajada de Francia decidió dar dos primeros premios, lo que es un gesto de enorme generosidad, para agradecer especialmente. Gracias, primero, a la embajada y su apoyo a quienes trabajamos en artes visuales en este país.

Y muchas más gracias.
Gracias al jurado por confiar en la propuesta.
Gracias al Espacio de Arte Contemporáneo y toda su gente por todo el trabajo y la cálida forma de recibirnos.
Gracias a todas las queridas amistades, colegas y familiares que, voluntaria e involuntariamente aparecen en la obra.
Gracias a Gervasio Monchietti por su cuidado y bello trabajo.
Y muchas, muchas gracias a Euge, por acompañarme como lo hace: con exigencia y con amor. De a dos siempre es mejor.

Ahora, a trabajar (y estudiar)

Pd: por cierto, el Cuaderno sigue en exposición, ahora por fin completo, en el Espacio de Arte Contemporáneo. Por horarios y demás, entre aquí.


Cuaderno de espera
En exposición en el EAC a partir de este viernes 9 de marzo, 
como parte de la muestra colectiva de finalistas 
al Premio Paul Cézanne edición 2018.































Fragmentos de páginas del Cuaderno de espera, obra en construcción 
con la que quedé seleccionado como finalista para el Premio Paul Cézanne edición 2018.

La exposición de los proyectos en concurso se inaugura el 9 de marzo de este año en el EAC.

Nos vemos.


En enero de dosmilquince saqué estas fotos desde la ventanilla de un bondi, probablemente en la terminal de San Carlos. Vi al perro y lo seguí con la cámara, sacándole fotos mientras el bicho daba vueltas por el hormigón, buscando algo que terminó siendo ese poquito de agua empozada. Cuando se puso a tomar se me dispararon mil cosas en la cabeza y en el corazón, algo como ver que ahí me estaban regalando una escena para ser compartida, un cuadro que podría interpretarse de dos o tres formas obvias y generales pero también de mil formas complejas e íntimas; un relato que exigía ser parte de algo más.

Pasaron varios meses y varios viajes, y un buen día Juan me habló del nuevo disco de Acorazado y del trabajo que se venía para hacer la gráfica. Me mandó las maquetas de las nuevas canciones y me dijo que el nombre para el disco giraba en torno a la palabra Hermanos. Y entonces volvió la sensación que tuve cuando saqué las fotos del perrito. Algo cerraba redondo, algo se armaba y no había mucha más vuelta que darle: esas imágenes eran para ese disco, para estos amigos (en realidad faltarían vueltas, pero de otro tipo: hacer relecturas, encontrar el medio adecuado, componer gráficamente, resolver asuntos técnicos; temas de segundo orden).

Mañana toca Acorazado en Montevideo y presenta Labios del río, el hermoso disco que estas fotos tienen el privilegio de acompañar, para por fin compartir su cuento.

Nos vemos.



Gracias, gracias, gracias, gracias, Daniel Viglietti.
Seguiremos. Con qué tristeza, pero seguiremos.

Licencia Creative Commons
A Daniel Viglietti por Sebastián Santana se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://sebastiansantanacamargo.blogspot.com.uy/2017/10/gracias-gracias-gracias-gracias-daniel.html.

Estamos trabajando en un libro de relato gráfico nuevo. 
Próximamente (espero), novedades.


Hay días en que la vida se encarga de despertarte de un garrotazo, y es necesario reaccionar e ir en la dirección que el golpe pide. Gracias siempre a la amiga Soledad González, que llama para las causas justas, urgentes, necesarias.

#MaríaNoSeVa

Para más información, nota en prensa y página de Facebook

Luego de una charla con Alicia Escardó acerca de libertades, eventos públicos y licencias, 
surgió esta imagen como colaboración solidaria con el evento que organizan 
por la Noche de San Juan en Montevideo. Acá queda la imagen,
publicada con una licencia Creative Commons. Si gusta, suya.

Una forma de colaborar y también de hacer militancia :)


(Acá abajo queda la imagen de base en alta resolución, para que pueda adaptarse libremente)





,

cuatrocientos cuarenta y cinco archivos más, y entonces

.


Terminé de escanear la Micromemoria Porteña. 
Una (literalmente) larga etapa que no fue más que otra parte de esta obra que sigue.

Ampliaremos :)


Me acuerdo poca cosa de cuando estudié Basic en la escuela, y eso que en casa tenía a mi viejo, que ya andaría con algo de computación seguramente, y dos hermanos que entienden esos idiomas como si fueran las instrucciones para cocinar fideos: casi sin leer. Pero de lo poco que me acuerdo era que había funciones que decían algo así como "if [alguna cosa] then [pasa tal otra]".
Además de serme útil para aprender la diferencia entre "yes" e "if", ésa fórmula básica siempre me quedó grabada como algo práctico para formularme algunas ideas torpes, pero ideas al fin.

En estos días leí este artículo
http://www.elpais.com.uy/que-pasa/que-quiere-celeste-que-inmigrantes.html y luego éste
http://www.elpais.com.uy/informacion/diputado-pide-retirar-sirios-plaza.html.,
y si bien no tengo pasta de programador informático, como antes digo, igual me animo a formular que:

"if [el 45% de los uruguayos cree que la inmigración es una mala noticia para el país.] then [El diputado Pablo Abdala, del Partido Nacional, pidió ayer en la media hora previa a la sesión de la Cámara de Representantes, que el Ministerio del Interior retire de la Plaza Independencia a la familia de refugiados sirios que está acampada allí]"

Quizás ésto no sea más mero conspiracionismo berreta de mi parte, pero ahí están los datos, ahí está el diputado, y ahí está la gente de Siria.
Mejor dicho, acá están, en Uruguay, en el centro de la capital. Acá, entre nosotros.
Y es más, son nosotros, esa gente es nuestra patria, porque la patria es el otro, porque nuestra gente es toda la gente, especialmente la gente que invitamos a vivir acá. Y si se quieren ir, nos están diciendo mucho de nosotros mismos, como pueblo, como representantes de ese pueblo, como sistema político, tanto general (a nivel institucional) como particular (al nivel de cualquier ciudadano).

Y finalmente, para dirigir ésto a algún sitio concreto: Abdala no es mi representante. Yo no lo voté, yo no colaboré para que consiguiera el laburo de ser voz y voto en el Estado. Sus ideas no me representan, su pensamiento no va por el mismo camino que el mío.
Yo voté al Frente Amplio. Me encantaría saber qué piensan y qué dicen mis representantes sobre éste asunto.

Mientras tanto, ahí están, así estamos.
Catálogo de obras en venta. Disponible para consulta en ISSUU:

Una vergüenza propia, que intentaré transformar en obra para que a su vez se transforme en una forma de aporte a la tristeza que le estamos sumando a la gente que recibimos desde Siria.

Más información en https://ladiaria.com.uy/articulo/2017/4/una-familia-de-refugiados-sirios-acampa-en-la-plaza-independencia-y-reclama-irse-del-pais/

Y actualizo:







Desarraigados, desarropados, desarreglados ¿Desarrollo?