Luego de una charla con Alicia Escardó acerca de libertades, eventos públicos y licencias, 
surgió esta imagen como colaboración solidaria con el evento que organizan 
por la Noche de San Juan en Montevideo. Acá queda la imagen,
publicada con una licencia Creative Commons. Si gusta, suya.

Una forma de colaborar y también de hacer militancia :)


(Acá abajo queda la imagen de base en alta resolución, para que pueda adaptarse libremente)





,

cuatrocientos cuarenta y cinco archivos más, y entonces

.


Terminé de escanear la Micromemoria Porteña. 
Una (literalmente) larga etapa que no fue más que otra parte de esta obra que sigue.

Ampliaremos :)


Me acuerdo poca cosa de cuando estudié Basic en la escuela, y eso que en casa tenía a mi viejo, que ya andaría con algo de computación seguramente, y dos hermanos que entienden esos idiomas como si fueran las instrucciones para cocinar fideos: casi sin leer. Pero de lo poco que me acuerdo era que había funciones que decían algo así como "if [alguna cosa] then [pasa tal otra]".
Además de serme útil para aprender la diferencia entre "yes" e "if", ésa fórmula básica siempre me quedó grabada como algo práctico para formularme algunas ideas torpes, pero ideas al fin.

En estos días leí este artículo
http://www.elpais.com.uy/que-pasa/que-quiere-celeste-que-inmigrantes.html y luego éste
http://www.elpais.com.uy/informacion/diputado-pide-retirar-sirios-plaza.html.,
y si bien no tengo pasta de programador informático, como antes digo, igual me animo a formular que:

"if [el 45% de los uruguayos cree que la inmigración es una mala noticia para el país.] then [El diputado Pablo Abdala, del Partido Nacional, pidió ayer en la media hora previa a la sesión de la Cámara de Representantes, que el Ministerio del Interior retire de la Plaza Independencia a la familia de refugiados sirios que está acampada allí]"

Quizás ésto no sea más mero conspiracionismo berreta de mi parte, pero ahí están los datos, ahí está el diputado, y ahí está la gente de Siria.
Mejor dicho, acá están, en Uruguay, en el centro de la capital. Acá, entre nosotros.
Y es más, son nosotros, esa gente es nuestra patria, porque la patria es el otro, porque nuestra gente es toda la gente, especialmente la gente que invitamos a vivir acá. Y si se quieren ir, nos están diciendo mucho de nosotros mismos, como pueblo, como representantes de ese pueblo, como sistema político, tanto general (a nivel institucional) como particular (al nivel de cualquier ciudadano).

Y finalmente, para dirigir ésto a algún sitio concreto: Abdala no es mi representante. Yo no lo voté, yo no colaboré para que consiguiera el laburo de ser voz y voto en el Estado. Sus ideas no me representan, su pensamiento no va por el mismo camino que el mío.
Yo voté al Frente Amplio. Me encantaría saber qué piensan y qué dicen mis representantes sobre éste asunto.

Mientras tanto, ahí están, así estamos.
Catálogo de obras en venta. Disponible para consulta en ISSUU:

Una vergüenza propia, que intentaré transformar en obra para que a su vez se transforme en una forma de aporte a la tristeza que le estamos sumando a la gente que recibimos desde Siria.

Más información en https://ladiaria.com.uy/articulo/2017/4/una-familia-de-refugiados-sirios-acampa-en-la-plaza-independencia-y-reclama-irse-del-pais/

Y actualizo:







Desarraigados, desarropados, desarreglados ¿Desarrollo? 



Y llegamos a la mitad del escaneado (o un poco más). 
De ahora en adelante todo será en bajada
(lo que se dice, optimismo).

Feria 2017.
Publicadas en Facebook, pero también disponibles por esta vía, se ofrecen ilustraciones y ensambles hechos por este servidor. Consultas al correo santana.sebastian@gmail.com


"Sin título" (tentativamente "pareja", o también "cuadro 7").
Se trata de una ilustración hecha con acrílico, tinta china, celuloide 
y nogalina sobre papel en el año 2003, que mide 49 x 36.5 cm.
VENDIDO



"A" (de la serie "Alfabeto").
Una ilustración realizada en 2001 con nogalina y lápiz 
sobre cartón entelado, de 33 x 45 cm.



"Angelus", ilustración de pequeño formato realizada con acrílico 
y lápiz durante 2001, armada en un marco antiguo y muy pintoresco 
comprado en la feria de Tristán Narvaja.

La ilustración mide 5.5 x 5.5 cm, el objeto completo, 18.5 x 18.5 cm.

Como nota adicional, se puede comenar que es un humilde homenaje 
de este servidor al trabajo de Jean Millet.



"Deceso", una ilustración hecha con lápiz 
sobre madera compensada realizada en 2004, que mide 35 x 19 cm.



"Dramática mascarita"
Un ensamble de gesto variable a gusto o necesidad de quien mire, 
armado en 2013 con maderas, imanes y una chapita de alguna bebida. 
Fue parte de la exposición "Insondables estivales".
¿Sus medidas? 4.5 x 17 x 4 cm.



"Sin título", una pieza de la serie "Giulietta", ilustración hecha en 2001 
con lápiz sobre una madera de 33 x 22.5 cm.
VENDIDO



Sin título ("rumiante 3"), de la serie "Rumiantes". 
Una ilustración de 36 x 49 cm, realizada en 2011 con tinta china, 
lápiz, acrílico yóleo pastel sobre cartulina.



"sin título" ("rumiante 34", de la serie "Rumiantes").
Ilustración de 54.5 x 22.5 cm hecha en 2011 con acrílico, 
óleo pastel y nogalina sobre papel.



"Sorpresa, sorpresa", de la serie "Nonatos".
Ilustración realizada con tinta china, nogalina y acrílico sobre papel durante 2004. 

Mide 110 x 110 cm con su marco (lista para colgar, como quien dice).



Tutor", un ensamble compuesto por la pata de un atril de hierro pintado, 
un fragmento de un aislante de instalación eléctrica y los ojos de una muñeca.

Esta pieza, realizada durante 2010, puede cumplir funciones meramente ornamentales 
o específicamente prácticas, ya que tanto puede adornar un rincón como sostener 
el tallo de una planta larga, por poner un par de ejemplos.

Tiene medidas variables, dada su naturaleza articulable, en el momento de la foto 

ocupó un espacio cónico de 90 cm de altura y 37 cm de base.

Cabe destacar que si bien es una pieza resitente a la intemperie, la degradación 

de sus materiales es un factor a tener en cuenta (carece de tratamiento 
antioxidante, barnices o similares cemas y afeites).



"Un lagarto desbalanceado pero complementado", 
de la serie "Insondables estivales".
Ensamble realizado con madera recuperada de la orilla del océano, 
clavos recogidos en algún camino, óleo pastel y cascola, realizado en 2013. 
Mide 49 x 10 x 2 cm y está listo para pararse adonde se lo quiera llevar. 
VENDIDO





De piedra, feliz.
Una elegía gráfica en desarrollo.






La historia del limón
Un libro álbum en desarrollo.

Estos trabajos están publicados acá para presentárselos a José Sanabria (hola José)
en el marco del taller que está dictando en Punto de Encuentro / MEC Uruguay.

Empecé el escaneado del rollo de la Micromemoria porteña. 
Son 120 metros (más o menos) así que a razón de 30 centímetros 
por cada barrida del escáner (también más o menos) 
resultarán 400 imágenes para tener toda la cinta digitalizada 
(más o menos, claro).

Luego habrá que resolver cómo compartir, de una forma adecuada, el asunto. 
Por lo pronto hay, por delante, unas cuantas horas de trabajo 
(porque cada digitalización implica un minuto y medio).
(más o menos, por supuesto).

Ahí vamos.

Otro trabajo dejado de recuerdo de amistad en Valparaíso.










Ensambles, distracciones, restos recogidos y ordenados 
por capricho, por deseo, por una pulsión indomable de
juntar y encontrar una cosa adentro de otra cosa, y compartirla.

En éstos casos, amistades porteñas que quedaron en manos de amistades porteñas.

O, más fácil, regalos de despedida para Valparaíso y sus gentes.


Y fin. Diecinueve meses, incontados metros (incontados por ahora), mucha tinta, cuatro talleres, dos ciudades, una vida emporteñada. 

Gracias, primero y sobre todo, a Euge, por la paciencia, una vez más, y por llevarnos a Valparaíso, por hacer real las ganas de tener una vida lejos y juntos.

Y gracias a todas las visitas, a Andrea, a Juca, a Lady Mary, al Nico, a Antonia, Carla y Gabo, a Tobías, Lumme, Jenny y toda la gente de la Casa Noruega, al Cristian, la Jenny y su Gran Bretaña y a toda la gente de Playa Ancha que colaboró con este rollo juntando boletos, dándole más extensión y cariño a algo cuyo sentido final todavía no está claro pero que, de alguna forma, no es más que una carta de amor a Valparaíso.

Ya veremos cómo, cuándo y dónde se muestra. Por ahora, chau y gracias.



Seguimos. Un poco allá, un poco acá, con el rollo a cuestas, entre mudanzas temporales y talleres móviles, siempre hay un rincón y un rato para la micromemoria. Además (se supone, debiera, indefectiblemente, inevitablemente, inaplazablemente), ya se está terminado.
Seguimos.